tipo-de-suelos

¿Como está formado el suelo?

Se conoce como suelo a la capa fértil que recubre la superficie terrestre. Este se compones de elementos, tantos solidos, como liquidos y gaseosos.

En la formación de los suelos intervienen varios procesos, entre ellos se pueden citar: la deposición eólica, la sedimentación, la meteorización y la deposición de material orgánico.

La parte sólida del suelo esta formada por minerales, restos orgánicos y microorganismos.

La parte líquida de los suelos se encuentran en los poros internos, asi como los gases.

De acuerdo a su estructura lo suelos se pueden calsificar en: arenosos, calcáreos, humiferos, arcillosos, pedregosos y mixtos.

Los suelos arenosos, son aquellos que no retienen el agua, su composicion en materia orgánica es pobre y por lo general no son buenos para la agricultura.

Los suelos calcareos, son aquellos que presentan abundantes sales calcareas, de ahi su nombre y su color blanco, además son secos y áridos y como los suelos arenosos no son recomendados  para la agricultura.

Los suelos  humíferos, son aquellos que presentan abundante materia orgánica, son de color oscuro, retienen muy bien el agua  y estos son muy buenos para la agricultura.

Los suelos arcillosos, son aquellos que tienen un color medio amarillo, ya que estan formados por granos finos de  ese color, retienen el agua, por lo que en ellos se forman charcos. Para aprovecharlos para la agricultura hay que enriquecerlos con materia organica, especialmente humus.

Los suelos pedregosos, como su nombre los indica son aquellos donde podemos encontrar muchas rocas y de todos los tamaños. No retienen el agua y por lo general no son buenos para cultivar.

Los suelos mixtos como lo indica su nombre son una mezcla entre varios suelos.

La interacción de todos los constituyentes del suelo lo convierten en un sistema único y esencial para el desarrollo de la vida en los ecosistemas.

La erosion de los suelos es la principal causa de su destruccion. Este consiste en el desgaste y fragmentación de los materiales que componen la superficie de los mismos por acción del agua y el viento principalmente.

Las fuerte lluvias pueden destruir los suelos, ya que estas van lavando el suelo, proceso que se conoce como lixiviado. El lixiviado le quita al suelo todos los nutrientes que lo hacen fértil, por lo que las plantas  no pueden  crecer, trayendo consigo una desforestación que conlleva como consecuencia a  la desertificación.

Un abrazo y feliz dia!

firma

Deja un comentario

Your email will not be published. Name and Email fields are required.