Las creencias y el éxito!

Para comenzar a hablar sobre este controversial tema primero definiré que es una creencia.

La Real Academia Española (RAE) define a la creencia como el firme asentimiento y conformidad con algo. La creencia es la idea que se considera verdadera y a la que se da completo crédito como cierta.

Por lo tanto una creencia es un hábito creado ya sea por la influencia de la familia, la sociedad o por las experiencias. Es un pensamiento que has pensado tantas veces que ahora es más fácil pensarlo que no pensarlo. Ya lo tienes arraigado en tu mente y es muy difícil cambiarlo pero no imposible, solo tienes que decidir cambiar.

creenciasImagina que tu mente es una pared de madera y pintada. Cada pensamiento que piensas crea una grieta en la pared. Entre más repites el pensamiento, la grieta se vuelve más profunda, más ancha y fea.

Después de un tiempo, algunas de las grietas creadas por esos pensamientos que se repiten con frecuencia, dejan de parecer grietas normales y comienzan a verse como anchas grietas que pueden hasta convertirse en huecos que deformaran la madera.  Y cuando una grieta está tan ancha – al menos en tu mente – se vuelve un punto de separación, apagando en efecto tu mente, cerrándola a cualquier pensamiento diferente.

Esa idea o pensamiento,  que repetiste y repetiste ahora se ha convertido en una creencia irrefutable. Y la grieta sirve para mantenerte atado a esa creencia.

El ejemplo perfecto de cuan poderosas pueden ser nuestras creencias para contenernos y limitarnos y qué tan determinados estamos para defenderlas se encuentra en esta historia presentada por Abraham Maslow:

Había un paciente que se negaba a comer porque había desarrollado la creencia que era un cadáver. El psiquiatra del hombre finalmente le preguntó si los cadáveres sangraban. El paciente le contestó que no creía que sangraran.

Habiéndole pedido permiso, el psiquiatra procedió a picarle el dedo con una aguja, y por supuesto, el hombre comenzó a sangrar de inmediato. Mirando la gota de sangre que se formaba en su piel, el declaró sorprendido, “¡Wow…los cadáveres sí sangran después de todo!”

Lo significativo es que, la vida que creamos para nosotros mismos está determinada en su mayoría por nuestrascreencias-limitantes creencias íntimas. Cuando nos atamos a cualquier creencia que nos dice que no podemos tener todo lo que deseamos, hasta nuestros esfuerzos mas fuertes pueden fallar porque en el momento que comenzamos a cerrar esa grieta mental, las viejas creencias entran en acción para regresarnos a la zona de confort restringida de pensamiento limitado. En este momento es cuando debemos ser más perseverantes.

Cuando comenzamos a cambiar los viejos patrones de pensamiento, repitiendo nuevos pensamientos que deseamos tomar, comenzamos a llenar las grietas que nos mantuvieron atados.

Si constantemente nos agarramos de estas nuevas creencias, no pasa mucho tiempo antes que nos comencemos a dar cuenta de que los viejos sentimientos de falla y desesperanza desaparecen y comenzamos a sentirnos positivos y con más poder que antes.

Esta es  la señal de que nuestra liberación ha comenzado. Nos estamos alineando con quien somos en realidad con nuestro verdadero yo. Nos damos cuenta que somos Uno con el Universo y de aquí en adelante sabemos que todo funciona a nuestro favor.

Te recomiendo que hoy mismo comiences a hacer una lista de cada una de esas frases comunes que repites a cada rato. Si es una frase limitante, requieres cambiarla, puedes hacerlo escribiendo una frase positiva para reemplazarla. Y asegúrate que la frase no solo sea positiva, sino que esté llena de entusiasmo y alegría. Por ejemplo, si tu frase limitante es: “El dinero no crece en los arboles” puedes reescribirla así:

“El dinero crece en árboles, y ¡hay uno plantado en mi jardín!” (Igual y te parecerá una frase loca, pero de que están hecho los billetes, de papel, de dónde sale el papel de la celulosa y la celulosa se extrae de los arboles, entonces el dinero si crece en los arboles, jajajajjaja).

Recuerda que mientras creas tus nuevas afirmaciones a partir de frases negativas, requieres ser específico, usando palabras positivas que desmientan la frase anterior.

Repite la frase  ya sea mentalmente o en voz alta el mismo número de veces como el número de palabras que tenga la frase y con cada repetición, coloca el énfasis en la siguiente palabra. Por ejemplo, si tu frase es “El dinero crece en árboles, y hay uno plantado en mi jardín” repetirías la frase 12 veces porque hay doce palabras en la frase y con la primera repetición, el énfasis sería en la palabra EL, con la segunda repetición el énfasis sería en la palabra DINERO y la tercera repetición el énfasis sería en la palabra CRECE.

Entre más sentimiento y entusiasmo crees, la afirmación se hace fuerte. Y entre más repitas la afirmación, más rápido se rellenará la grieta de creencias limitantes con tierra rica en la cual las semillas de la abundancia pueden ser plantadas y pronto crecerán.

Con cada nuevo pensamiento, estarás construyendo un nuevo y poderoso sistema de creencias que te acercará a la maravillosa vida que te imaginas.

Y lo único que requieres hacer es pensar nuevos pensamientos. ¿Qué sencillo, no?

Ahora tu decides si cambiar tu vida de forma mágica o seguir con tu vida como hasta ahora.

Te deseo un feliz y exitoso día y te envío bendiciones especiales.

Un abrazo,

firma

4 thoughts on “Las creencias y el éxito!

  1. Gisela Vazquez

    enero 31, 2017 at 11:30pm

    Me encanto este post!!!

Deja un comentario

Your email will not be published. Name and Email fields are required.